bizcochos·Dulces

Infiniment citron

Llevo unos meses haciendo de vez en cuando bizcochos de limón buscando uno para mi repertorio habitual y finalmente me he decantado por éste, principalmente porque es sencillo, está delicioso, la receta es del prestigioso chef pastelero francés Pierre Hermé y tiene el nombre de bizcocho más bonito del mundo, no se puede pedir más. La receta la encontré a través de las Recetas de MJ que hizo el trabajo de campo en busca de la famosa receta y con lo bien que trabaja esta mujer para mi es una garantía.

No he cambiado nada en la receta del bizcocho, simplemente he hecho un almíbar diferente para calar el bizcocho en lugar de darle brillo porque mi intención era hacerle una decoración especial a mi estilo con glaseado blanco, pétalos de flores y limón confitado. Venga que te lo cuento todo.

Un día antes preparamos las decoraciones para tenerlos listas.

DECORACIONES PÉTALOS DE FLORES CRISTALIZADAS:

  • pétalos de flores lavadas, yo he usado Lisianthus de mi querida florista Ana @floralbir
  • 1 clara de huevo
  • azúcar blanco

Separamos con suavidad los pétalos y los lavamos con agua. Con un pincel aplicamos clara de huevo por todo el pétalo y acto seguido lo rebozamos en azúcar blanco. Los vamos disponiendo en una rejilla y los dejaremos secar al menos 24 h.

Para un molde rectangular de unos 20×10 cm (es mas bien pequeño)

BIZCOCHO:

Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.

Engrasamos nuestro molde y le ponemos una tira de papel de hornear en la parte ancha para que podamos desmoldar sin problema. Precalentamos el horno a 200º

Comenzamos rallando los limones y añadiéndola toda al azúcar glas para que tome todos los aromas. Lo dejamos 10 minutos mientras preparamos el resto.

Derretimos la mantequilla y la dejamos que pierda temperatura.

Batimos los huevos con el azúcar glas aromatizado con unas varillas eléctricas durante unos 5-10 minutos o hasta que duplique de tamaño. Añadimos la nata, removemos bien y añadimos el zumo de limón. Una vez todo bien incorporado, tamizamos la harina junto con la levadura química y la pizca de sal. Lo añadimos en tres tandas batiendo a velocidad lenta, cuidado con sobre-batir la masa. Por último añadimos la mantequilla derretida y fría y removemos de nuevo hasta que esté todo homogéneo.

Echamos toda la masa al molde y metemos al horno precalentado 200º.

ATENCIÓN A ESTE PASO: Pasados los 10 primeros minutos abrimos el horno y extraemos la rejilla del horno donde está nuestro molde, en este momento no hay problema de estropear el bizcocho, solamente se ha calentado ligeramente la masa y la parte superior está un poco más espesa. Con un cuchillo afilado cortamos la superficie de forma longitudinal en el centro a todo lo largo del molde rápidamente metemos de nuevo la rejilla dentro y cerramos el horno. Bajamos la temperatura a 180º y lo horneamos durante unos 60 minutos (o hasta que la brocheta salga limpia). Te animo a que pruebes a hacerlo así, conseguiremos que el bizcocho tenga una panza bonita justo donde queremos que la tenga, el corte le ayuda y nos lo asegura.

Mientras tanto, preparamos nuestro almíbar para calar el bizcocho (opcional, pero le da un sabor intenso a limón increible)

ALMIBAR DE LIMÓN:

  • el zumo de 1 limón
  • 60 gr de azúcar

Solo hay que mezclar el zumo con el azúcar en un cazo y llevar a ebullición 2 minutos o hasta que se disuelva el azúcar. Cómo todo depende del tamaño de los limones y cuanta cantidad de zumo produzca, prueba el almíbar por si tienes que añadir más azúcar o más zumo de limón si queda demasiado dulce. Siempre puedes rebajar el almíbar con agua o simplemente no ponerlo

Una vez haya salido nuestro bizcocho del horno, lo dejamos reposar unos 5-10 minutos en el molde desmoldamos encima de una rejilla y lo calamos con nuestro almíbar de limón si es nuestro gusto (es opcional aunque recomendable)

Lo dejaremos enfriar por completo antes de cubrir con el glaseado blanco.

GLASEADO BLANCO:

  • 100 gr de azúcar glass
  • 1 o 2 cucharadas de nata para montar del 35% M.G.
  • 2 gotas de aceite esencial de limón (opcional)

Para conseguir un glaseado blanco simplemente tenemos que añadir muy poco a poco la nata al azúcar glass. Queremos que quede espeso pero que caiga un poco, así que ajusta (siempre puedes añadir más azúcar glass si te pasas o nata si te quedas corto). Por último podemos añadir aceite esencial para darle sabor. De inmediato cubrimos nuestro bizcocho y decoramos con los pétalos, limón confitado y los non pareils y las perlas blancas.

Cómo siempre podréis ver un paso a paso completo por stories de Instagram y dejaré en destacados la elaboración y el montaje completo. Espero que os guste.


Seguimos todos bien. Justo ayer tuvimos cita en traumatología de La Paz con MARCOS para hacer de nuevo la radiografía de la columna que nos dejó un poco preocupados hace seis meses. En la anterior parecía que su pequeña escoliosis había empeorado pero parece ser que todo ha sido por una mala postura al realizarla. Con la mala experiencia de la anterior al llegar les pregunté si había alguna posibilidad de hacerla tumbado o sentado y así ha sido, se las han hecho sentado en la misma plataforma y ha resultado muchísimo más fiable además de fácil y de tardar mucho menos, todo ventajas la verdad. No entiendo muy bien porque ellos mismos no proponen esa posibilidad ante situaciones difíciles como en la anterior visita….. En fin, estamos muy contentos. Mañana en el cole les vuelven a hacer prueba de antígenos, la cuarta en lo que llevan de curso. Deseando que le pongan la vacuna a los abuelos, seguro que queda muy poquito. Cuidaos mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s