Dulces·tartas y layer cakes

Pink velvet cake

destacada031

Una tarta de comunión para la guapísima Lucía, hija de mi amiga Deborah.

Espero que disfrutárais del maravilloso día de celebración.

Es una pink velvet cake con relleno de queso y cubierta y decorada con SMBC de vainilla y un topper personalizado de My white cook book.

pink036

Deborah hizo una mesa dulce llena de chuches en tono blanco y rosa y por supuesto la tarta también tenía que ir acorde a la decoración.

Esta tarta en esencia es una red velvet en la que sustituimos el cacao puro en polvo sin azúcar por chocolate blanco y en vez de ser rojo, es rosa. Aunque os vais a tener que imaginar el corte, os pongo foto de la tarta antes de cubrir para enseñaros el color del bizcocho, aunque en realidad era un degradado, el bizcocho del centro es un rosa más apagado y el de abajo del todo era casi de color natural.

pink025

*El chocolate blanco en polvo no es fácil de encontrar. Yo lo he tenido alguna vez de la marca Home chef y se vende on-line, pero con los gastos de envío al final se subía mucho de presupuesto así que probé a hacer mi propio polvo de chocolate usando una tableta. El chocolate blanco que uso para mis recetas es el de Nestlé postres; El día antes de hacer la receta lo metí en la nevera bien tapado, sin abrir para que no tomara olores. El caso es que esté bien frío para triturarlo en un procesador de alimentos; yo use mi Thermomix y quedó un polvo de chocolate (aunque no tan fino como el comercial) pero que sirvió perfectamente.

Receta del blog de Alma, Objetivo: Cupcake perfecto.

Para 3 moldes de 18 cm layer cake

INGREDIENTES BIZCOCHO:

  • 120 ml de aceite de oliva suave (yo usé aceite arbequina)
  • 325 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 300 gr de harina
  • 2 y 1/2 cucharadas de chocolate blanco en polvo*
  • colorante rosa en pasta
  • 3 cucharaditas de vainilla
  • 240 ml de buttermilk es decir 240 ml de leche con 2 y 1/2 cucharaditas de zumo de limón
  • 1 y 1/4 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 2 y 1/4 cucharadita de vinagre blanco

Precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestros moldes con spray desmoldante o mantequilla y harina.

Preparamos el buttermilk mezclando la leche con el zumo de limón y dejamos reposar unos 5 o 10 minutos. Parecerá como leche cortada pero es así.

Batimos el aceite con el azúcar y echamos los huevos. Tamizamos la harina con el polvo de chocolate blanco. Mientras removemos la masa, vamos añadiendo la mezcla de harina con el chocolate y  lo alternamos con el buttermilk (leche con zumo de limón), una vez tengamos la masa homogénea, echamos la vainilla e integramos. Ahora, mezclamos en un vasito a parte, el vinagre con el bicarbonato y lo echamos a la masa. Por último, ponemos el colorante. Si vas a hacer cada bizcocho de un tono, reparte la masa a partes iguales en tres cuencos y tíñelos al gusto, pero ten en cuenta que tras el horneado los colores en el bizcocho pierden un poco de color así que si quieres que queden bien intensos echa un poquito de más a cada masa.

Horneamos unos 30 minutos a 180º o hasta que al pinchar en el centro con una brocheta salga limpia.

Sacamos del horno y dejamos reposar los bizcochos en el molde unos 10 min. Pasado el tiempo desmoldamos encima de una rejilla y dejamos templar. Antes de enfriar por completo el bizcocho, lo envolvemos con film transparente de cocina y guardamos en el frigorífico hasta la hora de montar la tarta. De este modo, los bizcochos quedarán un poco más jugosos ya que no dejamos que toda la humedad se evapore. Ten en cuenta que debemos usarlos bien fríos al montar la tarta, por lo que en reglas generales los bizcochos los hacemos el día de antes.

INGREDIENTES CREMA QUESO DE RELLENO:

  • 350 gr de crema de queso Philadelphia normal (no puede ser light) frío, recién sacado del frigorífico
  • 175 gr de mantequilla sin sal en punto pomada o temperatura ambiente
  • 175 gr de azúcar glasé
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla transparente (yo uso wilton)

Batimos la mantequilla con el azúcar glasé con unas varillas eléctricas o con la KA y la pala durante al menos 5-10 minutos, hasta que duplique el tamaño y blanquee.

A continuación, añadimos la esencia y toda la crema de queso bien frío y batimos sólo lo justo hasta integrar, porque podemos calentar el queso y que la crema pierda cuerpo.

Echamos la crema en una manga sin boquilla y reservamos.

SWISS MERINGUE BUTTERCREAM DE VAINILLA (SMBC):

  • 60 gr de claras pasteurizadas (o frescas)
  • 120 gr de azúcar
  • 240 gr de mantequilla a temp. ambiente
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla incolora
  • colorante en gel blanco “extra white” de Sugarflair
  • colorante rosa de wilton

Ponemos las claras en un bol junto con el azúcar al baño maría. Sin parar de remover lo mantenemos hasta que el azúcar se disuelva, unos 55º si tenéis termómetro o si metes los dedos en las claras y no notas el grano es que ya está listo.
Pasamos las claras a la Kitchen Aid o batidora y montamos las claras con las varillas a velocidad alta hasta hacer picos duros. Comprobamos que el bol no esté caliente para añadir la mantequilla porque de lo contrario se derretiría.
A continuación ponemos la pala en la Kitchen Aid y añadimos la mantequilla a velocidad media.
A la mitad del proceso parece que se corta pero en 8-10 minutos quedará una textura muy sedosa.

Añadimos la esencia de vainilla y apartamos una pequeña cantidad para teñir de rosa y hacer los rosetones y el cordón de las decoraciones. Ponemos la crema en una manga con la boquilla 1M de wilton para los rosetones y otra pequeña cantidad en otra manga con la boquilla 18 de wilton para las conchitas. El resto de la crema la teñimos con el colorante blanco hasta que encontremos el tono deseado, batimos hasta que quede un color homogéneo. Esta mezcla no hay miedo de exceder en batido, cuanto más se bate, mas sedosa queda.

MONTAJE Y DECORACIÓN:

  • los 3 bizcochos rosas
  • crema de queso de relleno
  • SMBC de vainilla blanco para la cobertura
  • SMBC de vainilla rosa para los rosetones y el cordón de conchas de decoración.
  • unos nonpareils blancos
  • boquilla 1M de wilton para los rosetones
  • boquilla 18 de wilton para el cordón de conchas
  • topper personalizado LUCIA
  • base para tartas

Nivelamos los tres bizcochos quitando el pequeño copete que tiene cada uno con una lira o cuchillo de sierra bien afilado.
Procedemos a montar nuestra layer cake con los bordes perfectos con la SMBC de vainilla. Alternamos capas de bizcocho, con el relleno de queso hasta terminar con el último bizcocho boca abajo. Enlace al blog de María Lunarillos de un vídeo tutorial. perfecto.
Una vez tengamos la tarta bien cubierta con la SMBC de vainilla blanca,  la pasamos al frigorífico y dejamos enfriar al menos 30 minutos. Pasado el tiempo, la sacamos hacemos los rosetones por el borde superior, primero un rosetón en cada uno de los cuatro puntos cardinales bien alineados y luego el resto para que no nos queden huecos. Por último espolvoreamos con los nonpareils blancos por el centro y un poco por los bordes y los rosetones. Hacemos el cordón de conchitas en la parte de abajo. Terminamos la decoración con el topper blanco con el nombre de Lucía.

pink043pink046pink056


El lunes por la noche mientras jugaban MARCOS y Javi un poco a lo bruto, como siempre, Marcos se torció el pie derecho. La verdad es que lloró bastante pero pensamos que fue del golpe. A la hora de dormir, cuando estaba en la cama me daba el pie pero no me dejaba tocarlo, a modo de “mira, me duele” pero no lo tenía hinchado ni nada. A la mañana siguiente seguía igual pero no quería apoyar el pie en el suelo, así que llevamos a Javi al cole y después de desayunar nos fuimos a urgencias. La doctora después de examinar y mover el pie y las articulaciones sin que mostrara signos de dolor nos mandó hacer una radiografía. Finalmente no había nada importante, diagnosticando una contusión. Le pautó ibuprofeno para el dolor y vendaje o tobillera. Por supuesto, ni me lo pensé, tobillera, aunque tampoco las tenía todas conmigo de que fuera a dejársela puesta. Desde luego que si intentan poner un vendaje hubiéramos tardado mucho más de lo que él tardaría en quitárselo y no hubiera merecido la pena el esfuerzo (que seguro habría costado y mucho). Al final ha pasado muchos ratos con la tobillera aunque no todo el tiempo.

Ha estado toda la semana en casa desplazándose a gatas y otras tantas a cuestas. Ayer ya empezó a apoyar un poco, por lo que espero que el fin de semana termine de recuperarse y pueda ir al cole el lunes. Es un campeón.

2 comentarios sobre “Pink velvet cake

  1. Hola! Te quedó espectacular, sencilla pero elegante al mismo tiempo y con un acabado de las paredes perfecto, los invitados de Lucía seguro que quedaron encantados porque además de preciosa el sabor es una delicia! Esperamos que Marcos se recupere pronto del pie! Besis

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s