Dulces·helados y polos

Polos Petit milk

Estos polos son tan fáciles de hacer, que os dará pereza ir a comprarlos al super para los peques. Tres ingredientes, un cazo y unos moldes para polos son lo único que necesitas. A que esperas?

Receta del libro Polos & Helados de Sandra Mangas.

Para unos 16 polos de 50ml
INGREDIENTES:

  • 1 bote pequeño de leche condensada (390 gr.)
  • 2 medidas del bote de leche condensada de leche entera (500 ml)
  • 2 cucharadas colmadas de Nesquik de fresa

Poner en un cazo la leche condensada y la leche entera, llevar a ebullición y retirar del fuego.
Separamos en dos boles la mezcla y en uno de ellos añadimos las dos cucharadas de Nesquik de fresa.
Dejamos templar y llevamos a frigorífico para que se enfríen del todo.
Ponemos las mezclas en los moldes y llevamos al congelador. Puedes taparlos con su palito de plástico o dejarlos una hora en el congelador para luego insertar los palitos de madera.
Antes de congelarse del todo, puedes poner decoraciones comestibles, sprinkles, fideos de colores o unas mini nubes como las mías 😉

 

————————————————————–
Esta semana hemos ido al Aquopolis y MARCOS no salió del agua en tooooooodo el día, solo para comer y merendar, que tío! La anécdota del día fue que perdió su bañador en el agua; sí, es cierto aunque parezca de broma. Sucedió en un momento en que lo llevaba de un lado al otro de la piscina porque Tito se estaba tirando por uno de los toboganes; por el camino se iba partiendo de risa y cuando llegamos me di cuenta del porque…..estaba desnudo! Le dejé con papá y me fui a buscarlo, pero nada, no hubo suerte. El bañador flotaría y seguro que alguien lo encontró pero no fue un alma caritativa 😦 bueno, más se perdió en la guerra y menos mal que siempre llevamos 2 o 3 bañadores de cambio.
Cambiando radicalmente de tema, esta misma mañana, MARCOS ha tenido una pequeña ausencia, ha durado unos segundos pero siempre te asustas un poquillo. Estaba conmigo en la cocina, él estaba sentado en el suelo mirando el Ipad y en ese momento me he dado cuenta de que era la hora de llevarle al baño. Le he levantado y mientras le decía vamos al baño y le modelaba el gesto de hacer pis, creí que me decía “no” con la cabeza. Se movía normal mas o menos, pero cuando le he sentado sus ojos estaban mirando a la izquierda y no dejaba de mover la cabeza. Le he sujetado con suavidad y llamándole he intentado que volviera en sí. Ha pasado pronto.
La última vez que le ocurrió fue en Junio del año pasado y después de consultarlo con su neurólogo le recetó una pastilla (Lamotrigina) de apoyo al Depakine que le produjo reacción alérgica brutal y pasamos un verano horrible. Por supuesto la retiramos por completo.
De momento, si no le vuelvo a observar nada lo dejaré estar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s