Dulces·helados y polos

Helado tornado

Ya estamos de vuelta de las vacaciones y lo hemos pasado genial. Venimos muy morenitos, bueno, mitad y mitad jejejeje; Javi y yo cogemos el color con el aire y MARCOS y sobre todo Tito sólo lo intentan 😉

Os traigo una receta fácil, helado tornado de fresa, chocolate y leche condensada; lo único más complicado es la presentación,  pero podéis adaptarla a cualquier molde con solo un poco de imaginación.

He modificado un poco la receta de Sandra Mangas de su libro Polos & Helados. 
En él, mi capa de leche condensada es de plátano, y usa una cucharada de cacao soluble de plátano ( Nesquik de plátano)

Para 4 helados de molde Tango.
INGREDIENTES:

Para la capa de leche condensada:

  • 50 ml de nata para montar (35% Materia Grasa)
  • 1 cucharada de leche condensada

Para la capa de fresa:

  • 50 ml de nata para montar (35% Materia Grasa)
  • 1 cucharada de cacao soluble de fresa (Nesquik de fresa)

Para la capa de cacao:

  •  50 ml de nata para montar (35% Materia Grasa)
  • 1 cucharada de cacao soluble de chocolate (Nesquik o Cola-Cao)

Empezamos con la capa de leche condensada montando la nata con unas varillas eléctricas y añadiendo la cucharada de leche condensada una vez que esté la nata firme. Introducimos en una manga pastelera (yo no le puse boquilla) y reservamos.
Sin limpiar el recipiente, hacemos la capa de fresa agregando la nata junto con el cacao soluble de fresa y montándola de nuevo todo a la vez. Reservamos en otra manga.
Por último la capa de cacao, siguiendo las mismas indicaciones que en la anterior.
En el molde de silicona Tango, al ser horizontal y estar las capas un poco separadas, podemos ir rellenando las capas con la nata montada alternado cada sabor. No nos será complicado porque la nata al estar montada tiene cuerpo y no supone ningún problema.
Colocamos los palitos  y llevamos al congelador al menos 24 horas antes de servir. Los moldes de silicona son los mas fáciles de desmoldar.

 
 

—————————————————————–
Al final MARCOS consiguió meterse en las heladas aguas de la playa, y disfrutar sus ratos.
A comido fenomenal a pesar de estar fuera de casa en casi todas las comidas y se ha puesto morado de comer aguacates de la huerta que tiene mi tío Juan en Ojén,  muy cerca de Marbella donde hemos alquilado nuestro apartamento de vacaciones. De hecho, nos hemos traído kilos de aguacate que tienen un sabor espectacular. Para que os hagáis una idea, a MARCOS únicamente le gustan los aguacates de mi tío, si le intentas dar una aguacate comprado en el super, después de probarlo no quiere ni mirarlo, es increíble 🙂 Está claro que no come por el ojo, lo que importa es el sabor y cuando uno no tiene prejuicios es muy evidente. Cada vez que nos sentábamos a comer en el apartamento y pedía “comer” con su gesto, le dábamos el Ipad para que eligiera y siempre iba a la foto del aguacate, que, claro está, no puede faltar en el repertorio ^-^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s