bolleria·Dulces

Cinnamon rolls con glaseado de queso – rollitos de canela

rolls primera_MG_4973

rolls_MG_4992

Cada verano preparo unos rollitos de canela para compartir en la piscina o de excursión con los amigos o la familia pero hace tiempo que no preparo una antigua receta que tengo en el blog desde hace unos años.

Con el tiempo he ido adaptando una receta de Bea Roque de su libro “Delicias para compartir” en la que he reducido muchísimo la levadura, cambiado las especias y añadido un glaseado de queso que está de vicio; La forma de preparación también es muy diferente, así que ahí va la receta mejorada a mi gusto.

Otra de las cosas que más me gustan de la receta es que salen muuuuchos rollitos de canela, por supuesto puedes reducir a la mitad los ingredientes, pero te advierto que nunca son suficientes….

Para unos 32 rollitos medianos.
INGREDIENTES MASA:

  • 850 gr de harina todo uso
  • 10 gr de levadura fresca de panadero (3,3 gr de levadura seca de panadero)
  • 120 gr de azúcar
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2-3 cucharaditas de cardamomo molido (al gusto, también puedes sustituir a las especias que más te guste u omitirla.
  • 260 gr de leche entera
  • 3 huevos
  • 125 gr de mantequilla (para derretir en la leche)
  • 1 huevo para pincelar
  • azúcar perlado para decorar (opcional)

Mezclamos en un bol bien grande todos los ingredientes secos y mezclamos. Mientras, en un cazo calentamos ligeramente la leche con la mantequilla hasta que se disuelva por completo, no debe hervir ni mucho menos, simplemente calentar hasta disolver. Comenzamos a añadir poco a poco la mitad de los líquidos del cazo a la mezcla de harina. Después añadimos los huevos de uno en uno hasta integrar por completo. Por último añadimos la otra mitad de la leche y amasamos. Yo lo hago en una amasadora mi KA, amaso a velocidad media 3 minutos y dejo reposar 10 minutos. Repito la operación unas 3 veces o hasta que veo que la masa está lisa y bien amasada. Por supuesto puedes amasar a mano durante todo el proceso, primero en un bol grande y luego en la encimera.

Ahora tienes dos opciones:

  1. Puedes dejar la masa en un bol engrasado que leve a temperatura ambiente hasta que veas que duplica de tamaño. Cómo tiene poca levadura puede que tarde bastante, al menos 3 horas, depende de la temperatura ambiente, la humedad y la época del año, pero merecerá la pena.
  2. Puedes dejar que la masa arranque la fermentación en un bol engrasado hasta que veas que empieza a crecer ligeramente (una media hora) y meter el bol en el frigorífico hasta el día siguiente (que es lo que yo hago) Esa fermentación retardada en frío ayuda a dar sabor y la masa se maneja mucho mejor a la hora de formar los rolls.

Una vez ha hecho ese primer levado, desgasificamos la masa en la encimera y preparamos en un momento el relleno.
INGREDIENTES RELLENO:

  • 100 gr de mantequilla derretida
  • 130 gr de azúcar
  • 3 cucharaditas de canela molida (al gusto)

Mezcla en un bol y reserva.

Si la masa está a temperatura ambiente, necesitarás enharinar la encimera para que no se te quede pegada pero ten cuidado y no añadas en exceso. Dividimos la masa en 2 y estira.

Si la masa ha estado en el frigorífico toda la noche, pon la masa en la encimera, no necesitarás harina porque está muy fría y compacta. Divide la masa en 2 y estira.

Hacemos dos rectángulos de unos 45×30 y pon el relleno por todo el rectángulo dejando libre 2 o 3 cm de un lateral de los largos para que al enrollar quede masa con masa y se cierre.

ACTUALIZACIÓN 28/8/20. A veces, depende de la harina que uses, puede que la masa quede un poco seca, por ello al enrollar el borde que hemos dejado libre para ese fin no está lo suficientemente húmedo y se abre en el horneado. Si ves que pueden abrirse humedece con tu dedo ligeramente mojado en agua todo el borde para ayudar a que se queden bien pegados, pero cuidado, el exceso hace el efecto contrario! Otra opción es poner ese borde debajo del roll pero ya no queda igual de bonicos.

Enrollamos por la parte más larga y terminamos de enrollar por el lado libre de relleno. Partimos el rollo por la mitad, cada una de las mitades por su mitad y así hasta que tengamos unos 16 rollitos, con esas medidas los rollitos deben de tener un grosor de unos 2 cm.

Ponemos los rollos encima de una bandeja de horno con papel de hornear o teflón y dejamos que haga una segunda fermentación bien tapados con un trapo o film hasta que veas que dobla casi de tamaño. Ya sabes que el tiempo depende de la temperatura ambiente, la humedad y la época del año pero al menos serán 2 o 3 horas. Observa tu masa y presiona de vez en cuando para que veas como reacciona, si la masa rebota y vuelve a su sitio es buena señal. Depende de lo rápido que vuelva nos indica la fuerza que tiene. Si lo hace despacio (le queda poca fuerza para seguir creciendo) es el momento ideal para hornear, si lo hace muy rápido déjalo que leve un poco más.

Cuando hayan levado, precalienta el horno a 200º. Pincela de huevo y si quieres pon un poco de azúcar perlado para decorar. Hornea a media altura, calor arriba y abajo unos 15-20 minutos (todo depende del tamaño de tus rolls) o hasta que veas que están dorados. Los míos estaban listos en 15 minutos.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en la bandeja. Mi truco para que queden bien esponjosos y no se sequen es guardarlos en bolsas o tupper bien tapados cuando aún tengan un poco de temperatura, que no estén fríos del todo (pero no calientes, ligeramente templados como hacemos con los bizcochos de una layer cake). De este modo conseguiremos que la humedad los ablande.

Por supuesto lo mejor que puedes hacer para conservar es congelar (sin glaseado) los que no te vayas a comer en el día. Saca del congelar y con un golpe de microondas en función descongelar unos 2 minutos están como recién hechos.

Para acompañar con el glaseado de queso lo ideal es hacerlo en el momento de servir porque el queso se conserva en el frigorífico y a los rollitos no les viene bien el frío porque se quedan duros.

GLASEADO DE QUESO:

  • 300 gr de queso crema (no importa si está frío)
  • 300 gr de azúcar glass
  • leche entera (1 cucharada o 2 para conseguir la consistencia adecuada)

Simplemente mezcla el queso crema con una cuchara o varillas de mano. En seguida verás como el queso se vuelve cremoso, pero necesitamos que fluya un poco más, entonces añadimos una cucharadita de leche y removemos hasta que veamos la consistencia ideal. Ve muy poco a poco con la leche, es mejor que te quedes corto a pasarte, aunque en ese caso siempre puedes rectificar añadiendo más queso y azúcar.

Dale 20 segundos de microondas en función de descongelar cuando te los vayas a comer y pon el glaseado encima…..disfruta!

Podréis ver todo el proceso hoy en mi cuenta de Instagram por la Stories que guardaré en destacados al día siguiente.

rolls_MG_4984

rolls_MG_4965

rolls_MG_5003

ROLLS_MG_5008

rolls_MG_5018


La cosa se está complicando de nuevo por la COVID 19, empieza a haber muchos positivos, sobre todo entre la población joven que es la que contagia como la pólvora. Hemos dejado de salir a Madrid a nuestras rutas gastronómicas, ni si quiera a la piscina por si las moscas y para colmo MARCOS tiene más noches malas que buenas. En fin, tiene todo mala pinta.

6 comentarios sobre “Cinnamon rolls con glaseado de queso – rollitos de canela

Responder a marta_dulcesparaunangel Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s