bolleria·Dulces·pascua

Roscas de pascua

primera1111

Nos vamos de semana santa, pero antes nos preparamos unas roscas de pascua, dependiendo de la zona donde se preparen tienen diferentes nombres como mona de pascua, enfiladas…. en realidad son parecidas, es bollo dulce y tierno decorado en la mayor parte de las ocasiones con huevos cocidos de colores.

La receta de hace unos años de Kanela y limón, ahora uno de mis blogs preferidos. Acaba de sacar su libro en pre-venta y mi hermana lo ha reservado como regalo por mi cumple, estoy feliz y deseando tenerlo en mis manos 🙂

Casualidades de la vida, Cristina ha publicado una nueva receta con el mismo formato que el mío unos días antes….. sus fotos son mucho mejores, pasaos a verlas!

blog1107

Para 8 roscas medianas:

INGREDIENTES:

  • 160 gr de azúcar blanco
  • ralladura de un limón
  • ralladura de una naranja
  • 6 huevos camperos
  • 80 gr de mantequilla derretida (la receta original usa manteca de vaca derretida, aquí no la encuentro)
  • el zumo de media naranja (unos 40 gr)
  • 40 gr de licor de anís (la receta original pone 20 gr de esencia)
  • 125 gr de leche entera
  • 25 gr de levadura fresca
  • 800-880 gr de harina de fuerza (la que admita)
  • 9 gr de sal
  • huevo batido para pintar
  • azúcar blanco y unas gotas de anís (para decorar)
  • mini huevos moteados de chocolate para decorar

Comenzamos mezclando el azúcar con las ralladuras. Cuando tenemos ralladura de cítricos, me gusta añadirlos al azúcar porque es un conductor perfecto para tomar los aromas y el aceite esencial que tienen.

Ahora mezclamos el azúcar con los huevos, sin batir. Añadimos la mantequilla (o la manteca) derretida, el zumo y el anís. Mezclamos un poco.

Disolvemos la levadura fresca en la leche un poco tibia, no caliente!!

Añadimos la leche con la levadura a la mezcla.

En el bol de la KA o en un bol bien grande donde podáis amasar, ponemos la harina junto con la sal, entonces añadimos la mezcla previa. Como explica Cristina en la receta, no ponemos toda la harina, yo empecé con 800 gr, consideramos si necesita más cuando veamos la masa muy pegajosa y poco manejable, pero debemos tener cuidado, una masa que no esté un poco húmeda y sea muy fácil de amasar, tras el horneado puede quedar como una piedra, es mejor quedarse cortos de harina. Yo al final le puse los 880 gr de harina pues añadí un poco más de líquido (el licor de anís) a diferencia de la receta original.

Amasamos con el gancho en la KA durante unos 5 minutos. Dejamos reposar 10- 15 minutos y volvemos a amasar otros 5 minutos más. Repetiremos el proceso tantas veces como veamos necesario hasta que veamos una masa fina y elástica. Yo lo hice 4 veces.  Si lo haces a mano simplemente tardarás un poco más.

Tras el amasado, boleamos la masa, engrasamos un bol bien grande y lo dejamos fermentar hasta que triplique su tamaño (al menos 2-3 horas).

Pasado el tiempo, aplastamos la masa y la dividimos en 8 trozos, saldrán de unos 200 gr cada una. Cada uno de los trozos los vamos dividiendo en dos para hacer la rosca. Estiramos cada uno de los dos trozos en churros de unos 30 cm de diámetro, unimos dos de las puntas y enroscamos los dos cabos escondiendo lo mejor que podamos las uniones debajo de las roscas. Para que no se cierren los agujeros centrales podemos poner unos aros metálicos o bolas de papel de aluminio bien engrasados para poder despegarlos con posterioridad.  Las ponemos encima de papel de hornear repartidas en dos bandejas, cuatro roscas por bandeja, dejando bastante espacio entre ellas porque deben fermentar otra vez y luego en el horno expanden más. Dejamos levar hasta casi duplicar el tamaño,  1 hora u 1 hora y 1/2 más.

Prelacentamos el horno a 180º.

En un bol pequeño, ponemos unas tres o cuatro cucharadas de azúcar blanco, a la que le añadimos unas gotas de licor de anís (también puede ser agua) para hacer una azúcar humedecido.

Pintamos las roscas con huevo batido y espolvoreamos de azúcar blanco humedecido. Introducimos la bandeja en el horno (yo lo hago de una en una, no consigo en mi horno hornear a dos alturas a la vez y que quede todo uniforme y horneado por igual) y horneamos durante unos 20 minutos, hasta que estén doradas.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo en una rejilla. Como es bollería, no aguantan en perfectas condiciones de un día para otro. Si NO los vamos a consumir en el momento, los congelamos lo antes posible una vez que estén fríos (en bolsas de congelar) para que conserven su frescura. Para tomar en los días siguientes los descongelamos al menos durante 45 minutos a temperatura ambiente, o los sacamos y descongelamos en el micro durante 2-3 minutos con la opción de descongelar para tomarlos calientes y como recién hechos.

blog1117blog1115blog1124blog1130blog1136blog1135


El miércoles di mi primera charla sobre el Síndrome de Angelman en un cole de San Sebastián de los reyes de Madrid, el Trinity College. Hace unos años fui como testimonio a la Universidad Aútonoma de Madrid, para ayudar a un amigo que había preparado un trabajo sobre el síndrome, pero fueron unos pocos minutos de contar mi experiencia como familia. En esta ocasión ha sido una hora entera de charla! Yo! Hablando una hora entera sin parar! Con lo tímida y callada que soy yo imaginaros….. pero todo sea por la causa.

La Dra. Aida Gómez, Profesora del  Dpto. de Ciencias y Tecnología de ESO y Bachillerato se puso en contacto con nosotros al mirar la página web de la asociación y ver que la sede está justo en el mismo municipio. Como soy la única persona de la junta que vive en Madrid, pues a mí que me toca…jejej

Llevé preparado un PowerPoint explicando el síndrome, sus características, como trabajamos con ellos, la comunicación, la fisioterapia, todo lo relacionado con el trabajo que realizamos con ellos y demás. Además, conté los objetivos de nuestra asociación, el trabajo que realizamos y donde destinamos el dinero recaudado y donaciones. Han estado toda la hora entera muy atentos y en silencio, en el último momento puse varios videos muy cortitos de los grandes avances de MARCOS a lo largo de su vida, primeros pasos, levantarse sin apoyo, comer con cuchara, nadar sin el cinturón flotador, bajar cremallera y quitarse la chaqueta…. y les ha emocionado mucho. Después han hecho muchas preguntas y he podido resolverlas todas. No diré que no me ha costado, pero ha sido una experiencia preciosa. Además, la profe ha comprado un cuento y me hemos quedado en que preguntaría a la dirección si en la fiesta de final de curso podremos poner un puesto con nuestros abalorios. Ha sido un verdadero placer conocer a Aida y a su clase. Gracias por vuestro interés y acogida. Gracias.

 

2 comentarios sobre “Roscas de pascua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s