Dulces·helados y polos

Polos Drácula caseros

blog

Mi hermana Rocío y Rubén se casaron ayer. Nos dieron la noticia hace 15 días, sin tiempo de preparar nada especial porque su celebración en principio sería para la semana que viene. Finalmente tras el paso por el juzgado, nos fuimos de comida intima, de padres y hermanos con los respectivos además de los sobrin@s. De ésta no sé si voy a poder perdonarles que no les pudiera preparar una tarta de boda. Bueno, les perdono. Porque les quiero. Mucho. Con el ajetreo del día no pude presentar la receta que tenía preparada, así que aquí va.
Dedicado a ellos, porque en nuestra infancia comimos muchos polos Drácula.

Receta un poco modificada del libro Polos & Helados de Sandra Mangas.

Para 4 polos de 90 ml en moldes verticales.
INGREDIENTES CAPA COCA-COLA:

  • 2 latas de Coca-Cola normal
  • colorante negro (opcional)

INGREDIENTES CAPA DE FRESA:

  • 125 g de fresas lavadas y sin pedúnculo
  • 50 ml de sirope simple

INGREDIENTES CAPA DE VAINILLA:

  • 250 ml de nata para montar 35% M.G.
  • 150 gr de leche condensada fría
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta

Hacemos primero la reducción de Coca-Cola para concentrar sabor y quitar las burbujas. Ponemos el refresco en un cazo y hervimos a fuego suave durante unos 20 minutos. Retiramos y añadimos una puntita de colorante negro en pasta, removemos y reservamos en el frigorífico una vez frío.
También preparamos el sirope simple, que es un almíbar a partes iguales, que debemos tener frío antes de utilizar. Yo en verano tengo siempre preparado un poco en el frigorífico para hacer mis polos de frutas. Sólo hay que poner a hervir por ejemplo, 100 ml de agua con 100 gr de azúcar durante dos minutos removiendo un poco para que se disuelva el azúcar. Apagamos el fuego y reservamos una vez frío en el frigorífico en un recipiente hermético. Dura mucho tiempo.
El siguiente paso es triturar las fresas con el sirope simple y reservar en el frigorífico.
Para hacer los polos  llenaremos los moldes hasta el 80% de su capacidad con la reducción de la Coca-Cola. Llevamos al congelador y pasado una hora, tendremos los laterales y la parte superior congelada pero con el centro líquido. Con una pajita o canutillo sobemos el interior de cada polo para dejar un hueco y poder rellenar. Volvemos a llevar al congelador otra hora.
Rellenamos los polos con la capa de fresa, colocamos los palitos de madera en el centro y volvemos a llevar al congelador al menos 4 horas.
Por último, hacemos nuestro helado de vainilla montando la nata. Una vez montada mezclamos con la leche condensada y la vainilla en pasta. Rellenamos una manga pastelera sin boquilla y terminamos de rellenar los moldes con el helado fácil de vainilla. Para asegurarme de quedaba una capa compacta he dado unos golpecitos contra la encimera con los moldes para que la capa de helado de vainilla quedara lisa.

 

 
 
 



[] [] [] [] [] [] [] [] []

Dos noticias, una buena y otra no. La mala es que el viernes pasado MARCOS tuvo dos crisis de ausencias por la tarde. En antecedentes decir que llevaba 2 días sin comer bien, y varios días sin dormir apenas. Estaba muy irritable y un poco agresivo (mordiendo y pellizcando a discreción). Apenas comió ese día, solo algo en la merienda, además le dieron unas décimas de fiebre. Como estaba muy raro no bajamos a la piscina y tras un primer vómito a las 20:40, tumbado encima de un colchón le dio la primera ausencia. Duró ente 1 y 2 minutos eternos. Después seguía muy intranquilo y nervioso. Justo casi a la hora, volvió a vomitar y se repitió la crisis pero durante 1 minuto o algo menos. Todo el tiempo después se lo paso durmiendo y despertando constantemente. Con muchas náuseas. A las 4 y pico de la madrugada empezaron de nuevo las náuseas constantes y sin descanso. Decidí que debíamos de ir de urgencias. Desde las 6 que le vio la doctora y pautarle analítica, Zofran en vena para las náuseas y suero para hidratarlo un poco, estuvimos mi madre y yo hasta las 12 de la mañana que nos dieron el alta, sujetándole las manos para que no se arrancara la vía. Cuando constataron que toleraba y retenía líquido nos dejaron marcharnos a casa.
En esos momentos no fui capaz de saber lo que pasaba. Que no duerme, es por el calor, que no come, es por el calor, luego tiene unas décimas y vomita, es gastroenteritis…..pero no. Observando con perspectiva, estoy convencida de que todo fue causado por lo mismo, las crisis epilépticas.
El día después ya empezó a ser otra vez el mismo de siempre.
La buena noticia es que el sábado en la piscina, tras ese episodio del viernes, le quitamos el cinturón de natación en el agua y entre Tito y yo empezó a mantenerse a flote en trayectos cortos. Hacia él y hacia mí. No nos lo creíamos. Ha sido increíble. Otro paso importante en este año de avances. Ahora en cuanto se mete al agua no quiere cinturón, se siente confiado y seguro, que peligro! Estoy obligada a bañarme sí o sí. Es lo que hay y es guay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s