Dulces·modelado·tartas fondant

Tarta bailarina de ballet

Esta tarta es otro encargo.
Raquel me pidió una tarta para su pequeña Natalia, y era su primera tarta de fondant decorada, solo espero que le gustara tanto como a mi hacerla!

Era un bizcocho de chocolate relleno de buttercream de vainilla;  nuevas recetas de mi libro recién adquirido, El Rincón de Bea. 

MUCHAS FELICIDADES NATALIA!!!

La receta es: One Bowl chocolate cake (tarta de chocolate rapidísima) muy fácil y requetebuena, además solo manchareis un recipiente grande donde se mezcla todo ;). La receta del  buttercream es la Vanilla buttercream.

INGREDIENTES:

  • 65 gr. de cacao en polvo sin azúcar tipo Valor
  • 210 gr. de harina
  • 250 gr. de azúcar blanca
  • 1 y 1/2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 3/4 de cucharadita de levadura química (Royal)
  • 3/4 de ducharadita de sal
  • 2 huevos
  • 180 ml de buttermilk (Para hacer el buttermilk hay me mezclar 250 ml de leche desnatada o semi con 1 cucharada de zumo de limón; dejamos reposar 10 minutos a temp. ambiente. Lo usamos sin colar) Tenéis un post muy interesante de Bea Roque aquí.
  • 180 ml de agua tibia
  • 3 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta

Precalentamos el horno a 175º.
Engrasamos 2 moldes de 18 cm y ponemos un círculo de papel de hornear en la base.
En un bol grande tamizamos la harina con el cacao, la levadura, el bicarbonato y la sal; también echamos el azúcar y reservamos todo junto.
A la mezcla de ingredientes secos reservada, incorporamos los huevos, el buttermilk, el agua, el aceite y la vainilla. Batimos con las varillas manuales unos 3 minutos hasta que la masa no tenga grumos.
Dividimos la masa en los dos moldes preparados. Podemos pesar la masa y que la partición sea lo mas exacta posible para que los bizcochos salgan iguales.
Horneamos unos 35 minutos, hasta que al introducir el palillo salga limpio.
Sacamos y dejamos reposar los bizcochos en el molde unos 20 minutos.
Pasado el tiempo, desmoldamos y dejamos enfriar por completo los bizcochos en una rejilla boca arriba.
Una vez fríos envolvemos en film y los guardamos de un día para otro con cuidado porque son bastante frágiles.

BUTTERCREAM DE VAINILLA:

  • 100 gr de mantequilla a temp. ambiente
  • 500 gr de azúcar glasé
  • 1 cucharada de leche semidesnatada
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla

En la KA o con varillas eléctricas, batimos la mantequilla unos 3 minutos a velocidad alta.
A continuación echamos la leche y el azúcar glasé y batimos al menos durante otros 3 minutos, primero a velocidad lenta y luego a velocidad alta. Por último agregamos la vainilla y batimos de nuevo hasta integrar.

DECORACIÓN:

Cortamos cuatro círculos de diámetros diferentes con los cortadores rizados. Encima de una almohadilla de flores o foam, ponemos los círculos en el borde y con un palillo rizamos desde el centro hasta el borde. Os paso un tutorial del blog de Alma, Objetivo: Cupcake perfecto.
Hacemos una montaña con todos los volantes del mayor al menor. Recortamos con un cuchillo o esteca la forma de la camiseta. Insertamos dos trocitos de palillos y con unas gotas de pegamento comestible la ponemos encima del tutu. Para darle el toque nacarado podéis usar el spray Silver Dr. Oetker 

Es una decoración sencilla pero a veces menos es más 😉

Tutu
Mini zapatillas de punta 🙂
Siete añazos!!
Desde arriba!

——————————————————————–
Ayer tuvimos clase de hipoterapia.Ya he comentado en otra ocasión que a MARCOS al principio no le gustaba demasiado, se pasaba la clase llorando encima del poni. Ahora tras más de tres años montando se lo pasa pipa, pero si mamá no está mirando se lo pasa mejor (si me quedo a verle, cada vez que pasa a mi lado me lloriquea :(. Lo novedoso del asunto es que por primera vez, al terminar la clase, no se quería bajar; cuando conseguimos que se bajara de Melocotón, su caballo, se dio media vuelta y levantó la pierna para volver a montar. He de explicar, que la escuela de equitación (San Jorge) está muy adaptado a las personas con discapacidad, y a parte de rampas para el acceso con sillas, los caballos paran al lado de una plataforma en altura donde les esperamos y  los “jinetes” se suben con solo apoyarse un poco y levantar la pierna para montar; si necesitan que se les suba, también facilita bastante la tarea.
Pues como decía, con tal predisposición le dejamos a ver que hacía y casi sin ayuda logró volver a subir……lo que le duró poco porque Miguel estaba esperando su turno, que le vamos a hacer 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s